No botes las Tapitas o los papeles a la basura, ¡recíclalos!

Con pequeñas acciones se pueden lograr grandes cambios. Reciclar, por ejemplo, contribuye a ahorrar energía, permite la reutilización de recursos y, desde luego, ayuda a mitigar la contaminación ambiental.

¿No estás convencido aún? Aquí otro par de razones: reciclar crea y mantiene puestos de trabajo, porque el proceso para hacerlo necesita de empresas y personas. Asimismo, permite la generación de proyectos que tienen como objetivo ayudar a grupos vulnerables, como es el caso de los niños y niñas con epidermólisis bulosa de bajos recursos.

La epidermólisis bullosa se refiere a un grupo de enfermedades hereditarias, no infecciosas ni contagiosas, que ocasionan que la piel se dañe con facilidad, lo que origina lesiones, en muchos casos dolorosas.

Si eres parte de la sede central de Trabaja Perú, puedes depositar las tapitas de gaseosas, agua embotellada, refrescos, etc. en los bidones ubicados en las diferentes oficinas y, con ello, apoyar a los niños y niñas del programa Angelitos de Cristal.

Recuerda que toda ayuda siempre es bienvenida y que la idoneidad es un principio ético del servidor público. En ese sentido, se espera que actuemos siempre con capacidad moral, pues esta es una condición esencial para el acceso y ejercicio de la función pública.

boletin_trabaja Escrito por:

Sé el primero en comentar

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *